¿Qué es la parálisis cerebral?

0

La parálisis cerebral: “es un trastorno del desarrollo del tono postural y del movimiento de carácter persistente (aunque no variable) que condiciona una limitación en la actividad, secundario a una lesión no progresiva en un cerebro inmaduro. En la PC el trastorno motor está acompañado frecuentemente de otras comorbilidades cuya existencia o no, condicionará de manera importante el pronóstico individual de estos niños”. (Guía Práctica Clínica: Abordaje y manejo del niño con Parálisis Cerebral Infantil con comorbilidades neurológicas y músculo-esqueléticas, México: Secretaría de Salud 2010)

Factores de riesgo para la parálisis cerebral

  1. Prenatales (35%), infecciones maternas: (rubeola, toxoplasmosis, citomegalovirus, listerosis) diabetes, gestosis, radicaciones, gemelaridad, hipoxia (alteración de la circulación placentria, anemia, hipotensión, insuficiencia cardíaca), idiopáticas.
  2. Perinatales (55%): prematuridad, circular de cordón, obstrucción respiratoria, parto prolongado, analgesia, distocias, descompresión brusca (cesárea), déficit de vitamina E o K.
  3. Posnatales (10%) traumatismos, encefalitis, meningitis, convulsiones, deshidratación, tumores. (Juan Espinosa, Ma. Olga Arroyo, Paz Martín, Diego Ruiz, Juan Antonio Moreno. “Guía Esencial de Rehabilitación Infantil”, Ed. T Médica Panamericana, Madrid 2010)

Para las personas con parálisis cerebral existen algunas dificultades para coordinar o controlar sus movimientos o posturas.

Las dificultades en los movimientos definen el tipo de parálisis cerebral:

  • Cuando el tono muscular es alto se presenta espasticidad
  • Cuando hay movimientos involuntarios se presenta atetosis
  • Cuando hay dificultades en el equilibrio y coordinación se presenta ataxia
  • Cuando hay una combinación de las anteriores se trata de una parálisis cerebral mixta

 

¿Qué necesidades tienen las personas con parálisis cerebral?

Las personas con parálisis cerebral requieren ayuda para:

  • Desplazarse. Pueden requerir de ayudas técnicas como órtesis, bastones, silla de ruedas.
  • Coordinar sus movimientos de los brazos o cuerpo. Pueden requerir férulas, fajas, asientos especiales además de aditamentos para alimentarse, asearse o para desempeñarse en las actividades escolares.
  • Comunicarse. Pueden requerir de mayor atención de parte de quienes les escuchan pues su pronunciación puede ser poco clara; también pueden requerir de tableros de comunicación.
  • En caso de que tenga discapacidades asociadas como la auditiva, visual o de aprendizaje deben incluirse los apoyos correspondientes.
Compartir.

Comments are closed.