Nico

0

“Nico no sabe lo que es correr pero todos los días se despierta con una sonrisa y con todo el entusiasmo para seguir adelante”

Nico nació con tan sólo 32 semanas de gestación, pesando 1.700 gramos y midiendo 44 centímetros. El trabajo de parto inició antes, consecuencia de una fuerte fiebre debido a una infección que padecía su mami, esto hizo que Nico naciera con sepsis neonatal que es una infección por lo general de tipo bacteriana, necesito un mes de hospitalización y tratamiento para que la enfermedad desistiera.

Cuando por fin lo dieron de alta, su mami y toda la familia estaban muy emocionados de tenerlo en casa, pero ignoraban que Nico no estaba del todo bien. Pasaron los días y se dieron cuenta que habían momentos en los que Nico dejaba de respirar, tenía amneas, y había que estar muy al pendiente de él.

Conforme el tiempo pasaba la mami de Nico se dio cuenta de que algo no estaba bien con él, tenía 8 meses y aún no se sentaba y tampoco gateaba o hacia el intento por hacerlo, familiares y amigos le decían que algunos bebés tardaban un poco más pero ella sabía que algo no estaba bien y decidió llevarlo con un neonatologo y luego una especialista del Hospital Siglo XXI le diagnosticó que Nico presentaba Parálisis Cerebral, al escuchar esto fue una conmoción para toda la familia.

Desde ese día estuvo en busca de un lugar que pudiera ayudar a su hijo y le recomendaron a una terapista pero era muy costoso, lo llevó a diferentes instancias hasta que encontró APAC en el 2011, cuando Nicolás tenía 3 años.

Nico llegó a APAC y no sabía ir al baño, no gateaba, no caminaba, sólo se arrastraba, fue valorado e inició con terapias. Al poco tiempo y gracias a las maestras y terapeutas de APAC, Nicolás controló esfínter, tiene mayor independencia, hoy tiene 6 años, camina con la ayuda de una andadera, aprendió los colores y los números y su avance ha sido tan espectacular que fue integrado a una escuela regular y aunque se le ha hecho pesado le sigue echando muchas ganas, está muy contento porque no ha habido discriminación y maestros y compañeros lo tratan muy bien.

Nico les dice a sus compañeros y amigos “que le gusta venir APAC y que, aunque a veces la terapia duela, no tienen que dejar de venir y nunca deben dejar de sonreír”.

Compartir.

Comments are closed.