Iván

0

“Para Iván las palabras no puedo, simplemente NO EXISTEN”

Hola me llamo Iván y aunque soy chiquito tengo una historia muy grande que quiero compartir con ustedes.

Cuando mi mami recibió la noticia de que estaba embarazada sintió el mismo temor de todas las madres al saber que son portadoras de vida y a la vez una inmensa alegría por tan maravilloso regalo.

Todo marchaba muy bien, su embarazo era tranquilo y normal hasta que a los ocho meses de gestación empezó con labor de parto pues yo ya quería nacer y conocerla, nací prematuro pesando 1.200kg. así que me pusieron en la incubadora, los doctores no le daban esperanzas a mi mami de que pudiera sobrevivir y le pidieron se despidiera de mí.

Yo quería estar con mi mami y luché para sobrevivir a pesar de lo que decían los doctores. Por fin me dieron de alta y era hora de ir a casa con mi familia, todos estaban muy felices de mi llegada, pasó el tiempo y no podía hacer muchas cosas como los bebes de mi edad, no podía sentarme, balbucear, era muy irritable y lloraba mucho esto preocupó a mi mami y buscó ayuda, le platicaron de una asociación que podría informarle qué era lo que me sucedía y así conocimos APAC.

Mi mami me platica que llegue a mi escuelita a los 11 meses, me hicieron muchos estudios y me diagnosticaron parálisis cerebral espástica, para toda mi familia fue un golpe muy duro esta noticia y a mi mami la embargaba el miedo de no saber qué hacer ni cómo cuidarme.

Pero APAC fue una luz de esperanza ya que aquí le enseñaron a mi mami cómo cuidar de mí, pese a que los médicos decían que jamás podría caminar o hablar en APAC me han ayudado mucho y gracias a mis terapias ahora puedo hacer muchas cosas yo solito.
Soy muy feliz en mi escuela porque tengo muchos amigos, estudio y me divierto.

Aparte de mi discapacidad soy débil visual pero eso no me detiene en conseguir mis sueños, cuando sea grade quiero ser policía y atrapar a los malos.

¡Así como yo, tú nunca digas no puedo!

Compartir.

Comments are closed.